image_user
  • João Paulo Aquitapace Olmedo
  • December 02, 2020 at 10:14 PM

Escuela Dora Dimer
Turma 71
Gravataí - RS
El nino y su sueno...
El sueño de jugar al fútbol ha sido parte de mi vida diaria desde hace mucho tiempo, toda mi familia me acompaña para hacer realidad este sueño, he estado haciendo escuelas de fútbol entrenando todo lo posible para convertirme en un gran jugador. la persona que más me acompaña es mi padre además de entrenar Mi padre es mi compañero en los partidos de fútbol de nuestro equipo de corazón Grêmio y esta historia que hoy voy a contar. Hace dos años como sin juego y mi padre siempre me animaba a hacer un cartel para mi jugador favorito y ese día decidí hacer el cartel de Vizeu ex jugador del Grêmio, en ese cartel decía "hoy tiene gol" y fue entonces que Vizeu entró al campo y en medio de tanta gente leyó mi cartel y en el momento en que entró entonces pasó el gol, marcó un gol y todos los reporteros que estaban cerca de la red filmaron mi cartel, y así terminé apareciendo en el canal. deporte más conocido aquí en el sur.
Me llamaron niño vidente, porque yo predije el gol del partido, el otro día apareció en la cuenta de Instagram de un periodista que la televisión estaba detrás de mí, entonces mi padre se puso en contacto para hacer un reportaje sobre el cartel que había llevado al estadio. , y RBS TV decidió venir a mi casa para hacer una entrevista conmigo y con mi familia.
Fue un momento muy esperado, vinieron el mismo día, mi papá, mi mamá y yo esperamos con mucha alegría, vinieron reporteros, videocámaras y todo el equipo, hicieron preguntas increíbles, como:
¿Hablaste contigo? ¿Qué se siente al predecir el gol? ¿De dónde surgió la idea de hacer el cartel?
Fue entonces que le dije que solía hacer los carteles en cada partido que íbamos al Arena do Grêmio, para ganar la camiseta de los jugadores, hasta este partido ya había ganado 4 camisetas de diferentes jugadores.
Con toda la repercusión que tuvo el informe, el jugador Vizeu respondió a mi solicitud, y acordó encontrarse conmigo y entregarme la camiseta en mano como regalo.
Y llegó este día, fue increíble, cuando llegué al estadio con mi padre, la gente incluso me reconoció, como un "niño vidente", porque el reportaje estaba en prime time en televisión, y el partido seguía como de costumbre, al final de la 2da. En ese momento, Vizeu se me acercó y me regaló su camiseta, uno de los momentos más felices para mí, un chico que sueña con su jugador, como él.


image_user
  • Gustavo Corrêa Beretta
  • December 01, 2020 at 01:01 PM

Escuela Dora Dimer
Turma 61
Gravataí - RS
Vivienda

Covacha

Es aquella construcción en la que se utilizan materiales rústicos en tratamiento, tales como: ramas, cartones, restos de asbestos, latas, plásticos, etc..., con piso de madera, caña o tierra


image_user
  • Gabriel Schonardie da Silva
  • December 01, 2020 at 12:26 PM

Escuela Dora Dimer
Turma 71
Gravataí - RS
El cuento

la apuesta de los dioses

En un mundo muy distante hubo una gran guerra entre tadsiconodos y dioses que salvaron al mundo, la historia es la siguiente: en una noche oscura con el cielo estrellado después de una catástrofe que diezmó un pueblo entero, dos dioses Quetzalcóatl y Tezcatlipoca con el objetivo de que quien gane la apuesta tenga las ofrendas y la sangre del otro, la apuesta es que Quetzalcóatl usó al humano más fracasado de todos para salvar al mundo dándole poderes especiales para completar tal tarea así que el humano conocido como Nelly fue elegido para salvar al mundo después de muchas batallas contra tadsiconiodos de todo tipo, nelly derrotó al causante de todo Mictlantecuhtli y con eso salvó al mundo entonces se hizo conocido como el héroe y se convirtió en una leyenda mientras que Quetzalcóatl ganó la apuesta y Tezcatlipoca fue considerado el dios más débil por no tener más ofrendas de sangre que es lo que mantiene el poder de los dioses.


image_user
  • Maria Eduarda
  • December 01, 2020 at 12:22 PM

LA CUARENTENA
Bueno, cierto día todo iba bien con Clara, todo era normal, se levantaba temprano, se arreglaba y se iba al colegio en camioneta. La clase para ella fue, como siempre, aburrida (pobrecita, se quejaba sin saber lo que se avecinaba). Cuando llegó del recreo, su director estaba en el salón esperando que sus estudiantes les dieran malas noticias.
- estudiantes, tendremos un tiempo corto de 15 días difíciles. Tendremos que estar en cuarentena, hasta que pase un pequeño virus, llamado COVID-19. Pero no te preocupes, será tan rápido que ni nos daremos cuenta, serán como unos días de vacaciones, pero claro, seguiremos gastando pequeños trabajos para no perdernos esos días.
Todos se sorprendieron, porque no esperaban esta noticia, pero al mismo tiempo se alegraron pensando en lo divertido que sería tener clases y quedarse en la cama estudiando, o incluso necesitar estudiar, ya que solo eran 15 días.
Cuando quedaba poco para terminar los 15 días llegó una gran noticia, no tendríamos clases durante 1 mes, porque el virus ya se había extendido a todo el mundo y provocó muchas muertes e infectó a muchas personas en el mundo. Sería muy peligroso salir a la calle sin máscaras, protecciones o incluso salir a la calle, solo en un caso de gran urgencia.
¡Desde ese día el mundo se puso patas arriba!
Empezamos a tomar clases online (EAD), y desde entonces la vida de profesores y alumnos se ha vuelto más complicada. Es muy difícil asistir a clases para entregar trabajos y hacer evaluaciones, así como es difícil para los docentes poder planificar clases que llamen la atención de los alumnos y les hagan aprender para no perderse el año de estudio.
Empezaron a pasar muchas cosas, posible guerra, racismo, los meses de cuarentena fueron aumentando y no terminan, sequías, suicidios, incendios, insectos, depresión pero también aceptación.
Para unos fue un muy buen momento para aprender a aceptarse a sí mismos, para otros no tanto, con familiares que murieron o se suicidaron, porque en un momento como este lo mejor es entenderse, buscar ayuda o ayuda. Muchas personas hoy en día hacen esto porque se sienten solas, sin sus amigos durante todos estos meses, o simplemente porque no aceptan y no saben que ella es hermosa y especial como es. ¡Ella (e) es única (e)!
A quarentena tem sido uma loucura para Clara, muitos sábios, pensamentos e arrependimentos. Ela admite que não foi a mim seus estudos, ela planeja tantas coisas, tantas conquistas para acontecerem, mas não foi tudo pela maré baixa.
Todos esperavam que passasse o ano em que vemos tudo isso, que possamos ver nossos familiares, abraçar, nos bronzear com nossos amigos e colegas como todos os outros anos. Queremos que você volte ao normal!
* Mensagem de texto:
* Aproveitar cada dia, cada momento como for último ou último, não sabemos nem amanhã dia!
* Aproveite ou que ontem não aproveite!
* Viva intensamente seus dias!
* Obrigado!
*Viver!


image_user
  • Cecília Maciel Schuck
  • December 01, 2020 at 12:14 PM

Escuela Dora Dimer
Turma 71
Gravataí - RS
El cuento

El passeo de autobús


No tenía nada que hacer en casa, ya que era un día festivo y mis amigos no estaban en la ciudad, pero nada me impedía salir y caminar sola, ya que no dependo de nadie para eso. Cogí mi abrigo, me puse un vestido amarillo con lunares blancos y me puse un sombrero que me regaló mi abuela en mi cumpleaños el año pasado. Salí de la casa y cuando estaba subiendo al bus, recordé que olvidé cerrar la puerta.
Me bajé del autobús y volví a mi casa, cerré la puerta y volví a un nuevo autobús que tardó en llegar. En el autobús hacía mucho calor y me daba una sed incontrolable. Dejé en el piso la bolsa de comida que tenía unas galletas y bebidas que me iba a llevar al parque, la abrí y saqué una botella de agua bien fría. Confieso que terminé toda su agua en segundos, cerré la botella y la volví a meter en la bolsa. No tomó 5 segundos y el autobús llegó a mi parada, así que me bajé. Cuando estaba a punto de llegar al parque, me di cuenta de que había dejado mi bolso en el autobús. Pensé en correr tras él pero me di cuenta de que no valía la pena, porque ya estaba cansado y no tenía hambre, así que me fui a casa, me puse el pijama y me dormí.


image_user
  • Guilherme Prado
  • December 01, 2020 at 12:06 PM

Escuela Dora Dimer
Turma 71
Gravataí - RS

Las Brujas Existen

Carlos era un niño que creía en las brujas, mujeres que usaban un sombrero negro puntiagudo con un vestido morado. Sus amigos también lo creían. La prueba para ellos fue una mujer soltera y muy anciana que vivía en una pequeña casa que se derrumbaba detrás de una barra. Su nombre era Leidi, pero simplemente la llamábamos "la bruja del 71".
Era muy fea, tenía el pelo como pajizo, su nariz era larga y tenía un gran lunar en la barbilla y otro en la nariz. Nunca habíamos entrado en la casa, porque estábamos seguros de que era una bruja y si lo hacíamos, nos cocinarían en un gran caldero.
Un día invadimos el pequeño patio para robar fruta, por casualidad, la bruja salió a la calle a comprar en la pequeña tienda cercana, corrimos tras ella gritando "¡bruja de 71, bruja de 71!" y luego corremos de regreso a nuestras casas.


VER MÁS